Payday Loan Advances Payday Loan Advances

Condado de Hudson, New Jersey
Camada de vividores.

Cuando hablo de vividores no me refiero a simples ladronzuelos de esquinas, de rateros de avenidas o centros comerciales. Me refiero a otro tipo de vividores; a los que están legalizados por leyes chuecas, solo justificadas para favorecer a los casi eternos elementos oficiales o servidores públicos que usan todas las artimañas para mantenerse en el poder y sin oposición, para controlar las oficinas de gobiernos de nuestras ciudades.

Hace muchos años que vengo participando en las campañas políticas del condado de Hudson y conociendo de cerca a la mayoría de los candidatos. No me cabe duda de la responsabilidad, seriedad y el interés de muchos de ellos, interesados en ocupar posiciones públicas para trabajar solo en beneficio de las comunidades; a veces tienen éxito y otras veces son bloqueados por intereses políticos. Siempre en las campañas, casi siempre, se tocan los mismos temas: Seguridad pública, educación e impuestos. Pero existen temas que nunca se atreven a tocar, me parece que sienten miedo a enfrentarse o entrar en contradicción con las corporaciones que exprimen la menguada economía de los contribuyentes. En el estado de New Jersey se pagan los seguros de autos más caros de todo los Estados Unidos; la energía anda por las nubes (luz, gas); los servicios de teléfono y cable de tienen comparación; el servicio de agua (entrada y salida) en el condado de Hudson se puede considerar una estafa. Han empleado reglas que se han convertido en trapiche de los bolsillos de los dueños de propiedades, cobrando impuestos insoportables por viviendas que han costado años de sacrificios a sus propietarios; es decir, las ciudades se han adueñado casi de la mitad de propiedades que no le pertenecen. ¿Y para qué? Para beneficiar con grandes salarios a los allegados y amigos de algunos alcaldes creándole posiciones ficticias y así seguir dilapidando el dinero de los contribuyentes… ¿Un ejemplo? La ciudad de West New York.

Pero el ingrediente más importante en este desastre y abuso colectivo es preguntarse donde están aquellos lideres que el pueblo los llevo a posiciones electivas para que defendieran sus intereses y los protegiera de lo injusto y de esta clase de crimen. ¿Donde están nuestros senadores, congresistas, asambleístas, freeholders? ¿Por qué no han salido a defender los intereses de sus electores? Esperamos que con el cambio de gobernador, los nuevos funcionarios sean mas condescendientes con el pueblo indefenso, y que este cambio resulte también en ir pensando en un nuevo liderato en este condado, en nuevas caras; hay que barrer con los ineptos, con la polilla de políticos inservibles y aprovechadores, mentirosos y rapaces. Esto no es asunto simple de poner y quitar; sino, que el pueblo, el votante al momento de elegir no se deje confundir por el que más dinero gaste en una campaña, que al fin y al cabo siempre venden lo mismo con diferente empaque. Hace cuatro años los dominicanos se desaforraron apoyando al gobernador saliente ¿y qué hizo por esa comunidad? Absolutamente nada.

Leave a Reply